Los defensores de Real Sociedad y Valencia pasan por un buen momento y se hacen imprescindibles para sus equipos

Valencia y Real Sociedad han seguido trayectorias al alza en lo que va de Liga. El cuadro de Marcelino ha tardado en parecerse al de la pasada campaña, cediendo muchos empates, pero las sensaciones vuelven a ser bastante positivas, mientras que la Real ha tenido que cambiar de entrenador para agarrar una dinámica positiva que ha sacado al cuadro vasco de la zona de peligro. En esos cambios de tendencia han sido fundamentales dos centrales, Garay en los ché y Diego Llorente en los txuri urdines.

Comienzos complicados

Los dos defensores tuvieron un arranque de Liga difícil, no solo por lo colectivo, sino por lo individual. Garay se lesionó tras la primera jornada, mientras que Diego Llorente sufrió una lesión más importante tras el segundo encuentro de la competición doméstica. Los dos fueron titulares nada más recuperarse de sus dolencias. El argentino acusó que el Valencia no iniciara el año deportivo de la mejor manera, mientras que a Llorente le costó algo más coger el ritmo. Ambos han alcanzado su mejor momento en este arranque de la segunda vuelta.

Regularidad

Al margen de ser dos jugadores muy importantes para sus equipos, Garay y Llorente se han estabilizado en puntuaciones muy positivas, con indiferencia del resultado que han acumulado sus conjuntos. Así, tanto el argentino como el canterano del Real Madrid llevan cinco partidos con un mínimo de dos picas.

Costes asequibles

El hecho de que Real Sociedad y Valencia hayan terminado en buena dinámica, que los dos defensores hayan superado lesiones… Les ha mantenido en precios muy estables, en torno a los 3,5 millones de euros, lo que hace que cualquier mánager Biwenger pueda opositar a incorporarlo en sus equipos. Eso sí, la Real Sociedad solo compite en Liga, mientras que el Valencia sigue vivo en varias competiciones y si sigue avanzando en ellas puede que Marcelino opte por rotar a Garay en algunas jornadas.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.