El centrocampista del Atlético de Madrid estará de mes a mes y medio de baja y el jugador del Espanyol está pendiente a las pruebas

La eliminación de la Copa del Rey no ha sido el único disgusto que se ha llevado el Atlético de Madrid del final de la eliminatoria con el Girona. La lesión de Saúl restará potencial al cuadro de Simeone de 4 a 6 semanas por una lesión muscular en el muslo.

Pero Saúl no ha sido la única víctima copera. El central del Espanyol David López tampoco ha terminado el encuentro ante el Villarreal de esta noche. La disponibilidad del ex del Nápoles queda a expensas de su evolución y su diagnóstico no será definitivo hasta que sea sometido a pruebas. Pedrosa también tuvo que abandonar el choque lesionado.

Menos trascendentes parecen las lesiones de Roque Mesa, que ya era baja para el próximo partido por acumulación de amonestaciones, o de Kravets, ya que el último fichaje en el mercado de invierno del Leganés todavía tenía que ganarse el puesto, aunque el defensor pepinero ya se incorporó al trabajo con el grupo en el día de hoy.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.