El delantero marca en tres de los últimos cuatro encuentros y comienza a mejorar sus números

No está siendo una temporada fácil ni para Rodrigo ni para el Valencia. Numerosos empates habían condenado al equipo de Marcelino al hastío. Sin embargo, la tendencia ha cambiado en los últimos choques y que el combinado ché está cerca de volver a ser el que fue la temporada pasada.

Excelente momento

No ha merecido el Valencia muchos de los malos resultados que ha acumulado, pero lo cierto es que la falta de acierto de cara a la meta contraria ha sido determinante. Rodrigo estaba llamado a ser el gran referente ofensivo valencianista, pero el internacional español no ha estado fino en la finalización y ni Gameiro ni Batshuayi han conseguido revertir esa dinámica. Solo Santi Mina había aportado algo de luz a la crisis anotadora de los de Mestalla. Pero en los últimos partidos Rodrigo ha calibrado su punto de mira y ha marcado ante Celta, Villarreal y Getafe, recuperando la confianza perdida.

Confianza plena

Si Rodrigo ha vuelto a ser el jugador más determinante del Valencia en los últimos metros es porque Marcelino García no ha dudado ni un segundo del canterano madridista. El asturiano ha tenido una fe inquebrantable en el delantero y al final ha conseguido devolverle a su status. Todo ello sirve para pensar que siempre que Rodrigo pase por una mala racha de cara a gol seguirá siendo clave para el técnico.

Un precio muy asequible

El hat trick de Rodrigo ante el Getafe que significó el pase a semifinales del Valencia ha sido clave para que el ariete encuentre su punto de inflexión en el mercado Biwenger. El atacante apenas supera los 9 millones de euros, cuando ha llegado a superar los 19 millones en el último año. Esta cantidad tan cercana a su mínimo hace que su fichaje sea una inversión segura.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.