El canterano ha jugado la mayoría de los partidos con el argentino como técnico, condenando a Marcelo a la suplencia

La llegada de Solari al banquillo del Real Madrid supuso una serie de decisiones contrarias a las que había tomado Julen Lopetegui. La más llamativa en un inicio fue la suplencia de Isco, pero con el paso de los encuentros otro jugador clave en temporadas anteriores, como Marcelo, también ha terminado perdiendo su puesto. En esta caso ante el canterano Reguilón.

Regularidad y compromiso defensivo

Una de las razones por las que Solari ha dado un lugar en el once a Reguilón ha sido porque el canterano parece atravesar un mejor momento que Marcelo. El defensor solo se ha perdido aquellos partidos en los que ha tenido molestias y el del pasado fin de semana ante el Girona, en el que Marcelo volvió a mostrar su mal estado de forma y su falta de actitud defensiva, dándole la razón al preparador blanco en su apuesta por Reguilón. El joven zaguero está mostrando un buen nivel defensivo, aunque su potencial en el juego ofensivo está por debajo de la mejor versión de su compañero sudamericano.

Buenas puntuaciones

Reguilón no había debutado en Liga antes de la llegada de Solari, pero la lesión de Marcelo tras el choque en el Camp Nou supuso la entrada en el once del canterano blanco. Desde entonces, y con excepciones muy puntuales, como los encuentros ante la Real Sociedad o el Real Betis, sus puntuaciones han estado entre dos y tres picas.

Precio decente

El ascenso del valor de Reguilón en el mercado ha sido meteórico en el último mes. Casi cuatro millones de euros ha elevado el defensor su precio en los últimos treinta días. A pesar de ello, teniendo en cuenta sus puntuaciones, la mala racha de Marcelo y que pertenece al Real Madrid su precio (ronda los 4,5 millones de euros) es asequible para un defensa que está acumulando picas en los últimos choques.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.