Jóvenes, pero sobradamente preparados. El esqueleto del Celta y del Espanyol lo sostienen dos mediocentros de futuro, pero con mucho presente. Marc Roca y Fran Beltrán son dos de las gratas sensaciones que ha dejado el comienzo liguero y su impacto en Biwenger se traduce en una merecida lluvia de picas (24 puntos en 4 encuentros, 6 de media). Marc Roca lleva en el Espanyol media vida, literalmente. Llegó al club perico con once años y su progresión le ha llevado al primer equipo. En la pasada campaña no tuvo muchas oportunidades con Quique Sánchez Flores, pero la llegada de Rubi al RCDE Stadium le ha servido para agarrar galones. Fran Beltrán, por su parte, ha llegado este verano al Celta, que pagó su cláusula de rescisión al Rayo Vallecano, originando el enfado del club madrileño. El joven pivote se ha hecho con un sitio en la alineación de Antonio Mohamed y sus actuaciones están siendo muy notables hasta la fecha.

La regularidad, punto para el celeste

A pesar de sumar los mismos puntos en las cuatro primeras jornadas, las sensaciones de Fran Beltrán han sido un poco mejores que las dadas por Marc Roca. El celeste ha sido muy regular y ha obtenido dos picas en los dos encuentros que ha jugado lejos de Balaídos, mientras que en casa pagó con una pica los nervios de su debut y cuajó una actuación brillante ante el Atlético de Madrid. Marc Roca ha brillado en los dos encuentros que ha jugado el Espanyol en su estadio, pero lejos de casa solo ha sumado una pica en cada encuentro, lo que habla de una regularidad diferente entre los dos centrocampistas, saliendo beneficiado el jugador del Celta.

Defensivos, pero limpios

Marc Roca y Fran Beltrán no se caracterizan por llegar con asiduidad al área contraria. Son jugadores más posiciones, sostenes de sus equipos en el centro del campo y que equilibran a sus respectivos conjuntos. De hecho, el catalán solo ha marcado un tanto en sus participaciones en LaLiga Santander, mientras que el joven madrileño anotó también un gol en los encuentros que jugó en el pasado ejercicio. A pesar de tener tareas defensivas, los dos jugadores ven pocas amonestaciones y terminan las temporadas con pocas tarjetas, lo que termina siendo un punto a favor de ambos.

Más competencia para Beltrán

Fran Beltrán pelea un balón con Douglas Luiz y Portu en el Girona-Celta del pasado lunes. Alejandro García (EFE) El Celta tiene una gran cantidad de jugadores en su parcela central, todos ellos con serias posibilidades de amenazar la titularidad de Fran Beltrán. Lobotka, Yokuslu, Jensen o Radoja son los principales rivales del canterano del Rayo Vallecano, por lo que para mantenerse en el once tendrá que hacer un trabajo imprescindible, al tiempo que tendrá que mantener una regularidad muy alta. Menos oposición encuentra Roca en la plantilla del Espanyol. Víctor Sánchez podría ser su principal rival, pero en muchas ocasiones juega como lateral derecho, además el veterano centrocampista ha sufrido lesiones en los últimos años que han reducido su protagonismo en el coliseo perico.

Roca, más barato

Para los mánagers que tienen una economía más reducida la primera opción debería ser Marc Roca, que es algo más barato que Beltrán. De todas formas, la diferencia entre ambos está en torno a 750.000 euros, por lo que no es una cantidad que haga que la balanza se incline de manera evidente a favor de uno de los dos.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.