Gastar buena parte de presupuesto en centrocampistas con gol y en delanteros obliga a los mánagers de Biwenger a compensar sus gastos en defensa. Por eso, la mayoría de jugadores trata de buscar defensores baratos, con un buen rendimiento, que sean regulares y que cuenten con la total confianza de sus técnicos. Dentro de ese perfil se han enmarcado, gracias a su comienzo de temporada, el lateral zurdo del Espanyol, Dídac Vilà, y el lateral diestro de la Real Sociedad, Zaldua. Pero, si la economía te limita, ¿cuál de los dos es la mejor opción?

Dos trayectorias parecidas

Dídac Vilà fue uno de los talentos emergentes de la productiva cantera perica. Despuntó desde muy pronto y se enfundó la camiseta de la selección nacional en sus escalafones inferiores. Tal era su proyección que al Espanyol no le quedó otra que traspasarlo al Milan. Pero las lesiones y la falta de continuidad en sus equipos hicieron que zaguero barcelonés no encontrara su mejor versión ni en San Siro ni en el Real Betis, ni en el Eibar ni en el AEK de Atenas. Ahora con la llegada de Rubi al RCDE Stadium está viviendo una segunda juventud y recuerda cada día más a aquel defensor que tuvo que abandonar su casa. Zaldua es un producto de la cantera de la Real Sociedad. En su Donostia natal se fue formando el lateral derecho hasta que el cuadro txuri urdin decidiera buscarle una cesión en la pasada campaña. Su destino fue Butarque y en el Leganés completó 30 encuentros que le consagraron definitivamente en la élite y que le han servido para afinzarse en el flanco diestro de la defensa de Garitano.

Aportación ofensiva

Dídac es un jugador con más recorrido y mejor desplazamiento de balón que Zaldua, pero el futbolista vasco sabe elegir sus subidas y también suele acertar en la búsqueda de sus compañeros cuando mira al área. Ambos han completado asistencias en lo que va de temporada y se han convertido en piezas importantes para sus equipos cuando se encuentran en fase ofensiva. El catalán dio muestras de su potencial en el Santiago Bernabéu, donde se convirtió en una de las preocupaciones de la zaga madridista, mientras que el vasco sumó ayer su segunda asistencia de la temporada con un centro a Willian José que significó el 2-2 ante el Rayo.

Con la confianza de sus entrenadores

Rubi ha sabido recuperar la mejor versión de Dídac, el catalán ha rejuvenecido al lateral zurdo recordando a aquel joven defensor que se destapó con Mauricio Pochettino. Vilà ha jugado todos los encuentros de Liga hasta el momento, contando con el reconocimiento de los cronistas, que le han dado dos picas en todos los encuentros, con la única excepción del primer encuentro en Balaídos. Zaldua ya contaba con ventaja cuando se inició el campeonato porque el lateral diestro llegó desde Leganés con Garitano, que ya le había dado galones en Butarque y ello le sirvio para comenzar la temporada con una confianza que ha mantenido hasta la fecha. El lateral ha jugado todos los partidos y es una garantía, especialmente en casa, donde siempre ha sumado las dos picas. Solo sumó una pica en los desplazamientos a Villarreal y Eibar.

Sin rotaciones y con las miras altas

Ni Espanyol ni Real Sociedad juegan competiciones europeas, por lo que ambos jugadores se librarán de las rotaciones, salvo en casos muy puntuales. Además, los dos conjuntos han empezado la temporada con buenas sensaciones y no es descabellado pensar que se mantendrán durante toda la temporada en la zona media alta peleando por un puesto en Europa la próxima campaña. Elegir a uno u otro parece una buena opción, sobre todo teniendo en cuenta que su valor de mercado no es demasiado elevado y que su ritmo de puntuación es constante. Decidir cuál de los dos mantendrá su estado de forma más tiempo, qué equipo obtendrá mejores resultados o a cuál de los dos respetarán las lesiones durante la temporada es lo que marca la diferencia en las comunidades Biwenger.
Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.