Los momentos de crisis son los que marcan el desarrollo de los equipos, tanto para bien como para mal. Calleja aprovechó la mala racha de su equipo para tirar de la cantera y buscar aire nuevo y el desenlace ha sido la explosión de Samuel Chukwueze, mientras que el Real Madrid, que parecía haber tomado aire con Solari, volvió a las andadas en Ipurua y el valor de sus estrellas sigue cayendo en picado.

Subidas de la semana

Jóvenes que marcan el camino

Samuel Chukwueze no ha podido tener mejor estreno en LaLiga Santander. El canterano casi ha duplicado su valor en apenas una semana (su precio ha pasado de 1,4 a 2,6 millones de euros), después de haber marcado en Vallecas y en el Benito Villamarín. La aportación del africano al juego del Villarreal ha servido para que los castellonenses hayan recuperado el buen camino. No se queda atrás el crecimiento en el mercado de Brais Méndez después de que el futbolista del Celta completara sus buenas actuaciones ligueras con un debut casi soñado con la selección española. El gallego ha elevado su valor en más de un millón de euros para colocarse en 5,8 millones.

Buenas rachas que se mantienen

Otros jugadores que siguen con un progresivo aumento de su valor son futbolistas que ya están dejando claro que su rendimiento no es flor de un día. Así, el delantero del Espanyol Borja Iglesias ha alcanzado los 14,5 millones de euros tras subir un millón su precio en la última semana. En el Alavés el futbolista de moda sigue siendo Jony. El ex del Sporting ha incrementado su precio en 660.000 euros para subir a los 8,4 millones. Destacable sigue siendo el peso específico que ha tomado en el mercado Biwenger Ben Yedder. El delantero del Sevilla ya roza los 14 millones de euros de valor tras subir 13,8 millones.

Bajadas de la semana

Motivos de peso

Los dos jugadores que más valor han perdido en la última semana han sido Rakitic y Fran Beltrán. El centrocampista del Barcelona perdió casi un millón de valor y se situó en 9,5 millones de euros de valor tras perderse por sanción el duelo ante el Atlético en el Wanda Metropolitano, mientras que el pivote del Celta regresó lesionado de su paso por la selección sub-21 y ello ha motivado que los técnicos Biwenger hayan optado por su venta.

La irregularidad blanca

Menos razones objetivas tenían los jugadores de Biwenger para coincidir en la venta de jugadores del Real Madrid. Isco, Bale y Marco Asensio han visto como perdían en torno a 800.000 euros de valor después de que el efecto Solari se viera completamente disipado en el encuentro que el combinado blanco disputó el pasado sábado en Ipurua.
Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.